Buscando potencia: de 0 a 100 km/h en el pádel

Fabio Pablo Romojaro buscando potencia

MundiPadel vuelve a contar con la fina escritura de Fabio Pablo Romojaro López que en esta ocasión nos habla abiertamente sobre la potencia en el pádel después de habernos explicado multitud de temas. Recordar que esta temporada será entrenador de jugadores tan importantes en el World Padel Tour como Agustín Gómez Silingo, Juan Manuel Restivo, Franco Stupaczuk, Martin Di Nenno, Silvana Campus, Delfi Brea, Pablo Lijó y Federico Quiles.

Buscando potencia: de 0 a 100 km/h en el pádel

No sería nuevo para los apasionados del pádel leer o escuchar que algunos de los factores más importantes en el pádel son la rapidez de pies, los avances laterales y, sobre  todo, la capacidad de desplazarse a máxima velocidad realizando cambios de dirección.

Los jugadores necesitan tener una rápida velocidad de reacción,  velocidad explosiva en el “primer paso” y gran velocidad en movimientos lineales, laterales y multidireccionales. No entraremos muy en profundidad en  términos como velocidad de ejecución al golpear, velocidad de intervención, velocidad de arranque, tiempo de reacción, velocidad de desplazamiento, velocidad de  competición o velocidad mental…

La fuerza inicial es una cualidad  esencial cuando no determinante. Sobre todo en deportes donde la velocidad  inicial de acción determina el resultado final, en este caso podría ser el comienzo de una aceleración agresiva de parado, ya que en el pádel es muy común. Para iniciar el  movimiento de  forma explosiva en un partido, el  jugador necesita reclutar el número más alto posible de fibras de contracción rápida, sería la característica fisiológica necesaria para tener éxito en la ejecución. El inicio se realiza con los músculos en posición  de pre-estiramiento (rodillas flexionadas) generando más potencia  que relajados o acortados.

El componente elástico reactivo del músculo tiene vital importancia para realizar acciones rápidas y salidas potentes. Si el entrenamiento de la potencia es específico durante la fase de conversión, mejor será el reflejo de estiramiento del músculo y mayor la potencia de las fibras de contracción rápida .Se puede entrenar mediante ejercicios isotónicos, balísticos y especialmente pliométricos, entre otros.

El entrenamiento de la fuerza inicial progresa  desde ejercicios  sin carga adicional hasta utilizar barras de pesas, chalecos lastrados o mancuernas; ejercicios con las dos piernas a  ejercicios  con una, y de un número menor a otro mayor de series y repeticiones, que se reducirán antes de la competición.

Si logramos una aceleración alta, obtendremos una mejora considerable del rendimiento en pista, es esencial desarrollar la fuerza máxima y  convertir estas mejoras en potencia específica. El objetivo es conseguir un despliegue repetido de potencia y aplicar la más alta cantidad de potencia, incluso en un único intento, tal como un remate para intentar definir el punto.

La desaceleración es tan importante como la aceleración ya que necesitamos reducir la velocidad con gran rapidez para detenernos y cambiar a gran velocidad  de dirección de la carrera, saltar (remate en suspensión) o bien interceptar una bola. Los jugadores que pueden desacelerar rápidamente crean ventajas tácticas. Para una rápida desaceleración se requiere una potencia de piernas doble que el peso del cuerpo. La desaceleración se ejecuta mediante una contracción excéntrica de los músculos de las piernas, esto se facilita adelantando los pies por delante del  centro de gravedad y dejando detrás la parte superior del cuerpo. Con unas piernas fuertes y una buena biomecánica podremos desacelerar con velocidad.

El método de la fuerza máxima (excéntrico) y ejercicios pliométricos, aplicándolos con una progresión de cargas medias a supermáximas, sería una buena metodología para este entrenamiento. La capacidad de aceleración está presente en acciones de salidas, arrancadas, giros, cambios de dirección. Si disminuye la velocidad del jugad@r,  dejará  de llegar en condiciones  óptimas para golpear con la máxima eficacia, con lo que disminuirá la potencia, precisión y las posibilidades tácticas de jugar un punto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here