Cómo jugar mejor al pádel

Cómo jugar mejor al pádel

Si eres un aficionado al pádel, te gusta jugar con tus amigos a este deporte y quedas para echar unos partidos de vez en cuando; seguro que te gustará la idea de mejorar poco a poco. Si has dejado atrás la L de novato cuando te enfrentaste por primera vez a tus adversarios, es el momento de saber cómo jugar mejor al pádel. No es ningún secreto ni una fórmula mágica, solo son consejos prácticos para que sepas qué hacer en la pista

Consejos para saber cómo jugar mejor al pádel

Fallar menos: puede parecer un consejo trivial, pero se convierte en uno de los más prácticos e inconfundibles. En ocasiones los errores “tontos” por arriesgar demasiado o por malas decisiones en la pista, pueden jugarte una mala pasada y hacerte perder el partido. Atreverse en bolas con poco margen de acierto, pegarla en una mala posición o atacar cuando no es recomendable; son situaciones que fuerzan errores cruciales para ganar el juego.

Meter siempre saque y el resto: si estás empezando en el pádel, tal vez piensas que el saque es un golpe definitivo como en el tenis. Sin embargo, poner la bola en juego se vuelve más práctico que regalar un punto al adversario. Lo mismo ocurre con el resto. No arriesgues más de lo normal y recuerda que lo más básico es poner el punto en juego y tomar una buena posición para definir el resto del punto.

Buena posición en la pista: además de comenzar a tener un buen nivel técnico para emplearte a fondo contra tus rivales, es básico estar bien posicionado en la pista en cada golpe. Cada actuación y cada punto tienen un lugar perfecto donde ubicarse dentro del terreno de juego. Por ejemplo, si estás defendiendo hazlo detrás de la línea de saque y si estás en la red, colócate a una altura para coger la bola alta en caso de un globo.

Cuestión de actitud: independientemente del nivel técnico y táctico que tengas en la pista, debes unir todos los factores y herramientas que tienes a tu favor para mejorar en el pádel. Tu actitud es una base fundamental para seguir creciendo en este deporte. No te olvides que es una actividad de equipo (pareja), anima a tu compañero en todo momento porque sus buenos golpes forman parte de tu victoria.

Fuera agresividad: jugar de manera agresiva puede ser contraproducente en el terreno de juego. Cuando tus rivales tienen un ritmo más lento y conservador, a veces caes en su estrategia de volverte más ofensivo, fallar golpes fáciles y regalar puntos. Recuerda lo mejor de tu juego, saca tu energía positiva y sigue metiendo todas las bolas posibles sin caer en ser más agresivo de la cuenta.

Estudia a tus rivales: si conoces a tus rivales de otras ocasiones, lo tendrás mucho más fácil; sino estudia sus movimientos durante el calentamiento previo al partido. Es el momento de fijarte en sus puntos fuertes y también en sus debilidades. Ser perspicaz es muy importante para avanzar y ganar el partido usando las carencias de tus adversarios  sumando puntos.

Nunca te rindas: los partidos pueden dar un giro de 180 grados en cualquier momento. Si vas perdiendo, al menos intenta meter todas las bolas posibles y nunca te rindas. Las tornas cambian cuando menos te lo esperas ya que hay subidas y bajadas de rendimiento para darle la vuelta al marcador. Continua creciendo como jugador, enchufa buenos golpes y mantén una resistencia óptima para sorprender a tus rivales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here