Fernando Belasteguín, el regreso de la leyenda del pádel

Fernando Belasteguin regreso pistas

Para cualquier aficionado que le guste el pádel, sabe que los últimos meses han estado marcados por la ausencia de uno de sus pilares fundamentales. Fernando Belasteguín lleva fuera de las pistas desde el pasado 9 de agosto cuando tuvo que retirarse por una lesión que se ha ido alargando en el tiempo.

Su último partido en el circuito profesional fue en los octavos de final del torneo de Mijas, al acabar el partido de segunda ronda ya sabía que iba a pasar un tiempo fuera de las pistas de pádel. Su vuelta al circuito profesional está en el aire y aunque se rumorea que podría estar preparado para el Estrella Damm Master Final 2018, realmente no le veremos en plena acción hasta el año que viene.

Por ahora han sido casi tres meses sin competir, casi tres meses sin la leyenda del pádel que continúa su recuperación tras su operación y su posterior rehabilitación. Hace poco que nos ha alegrado un vídeo en el que el jugador se entrena en la pista de pádel y vemos como su rutina ya pasa por pisar la pista cada mañana. Con mucho trabajo por delante, al menos vemos que su regreso está cada vez más cerca y no ha tenido que tomarse demasiado tiempo de recuperación.

Entrevista Fernando Belasteguín

Fernando Belasteguín llevaba 16 años como número uno del pádel mundial de manera ininterrumpida. Una cifra que no podrá sumar este año puesto que su ausencia le ha hecho bajar en el ranking a favor de Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez que han confirmado ese puesto a falta de los últimos torneos. Sin embargo, el argentino ya cuentan los días para volver a pelear por el número uno del pádel mundial, que estén atentos porque en 2019 vuelve la leyenda.

“La sensación de no ser número uno no cambia nada. Es más, cuando eres número uno miras para arriba y no tienes a nadie y hoy, que tengo a un montón con más puntos, solo es una motivación increíble”, comenta sobre su nueva situación en el ranking.

Para muchos que pensaban que el jugador tenía ya los días contados en el pádel tras su lesión, en una entrevista a las cámaras del circuito profesional World Padel Tour lo deja muy claro: “Si fuera mi último año me habrían infiltrado y hubiera acabado con el tendón destrozado sin poder jugar más. Creo que me quedan varios años de pádel y a buen nivel y por eso es mejor parar 3 o 4 meses hasta curarlo bien”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 19 =