Mis 700 artículos en MundiPadel

Artículo 700 en MundiPadel

Como una bonita costumbre, cada 100 artículos que publicó en MundiPadel me gusta hacer un pequeño balance de lo ocurrido en los últimos meses, de las sensaciones que me trae el pádel, un deporte al que estoy cada vez más unido y del que estoy cada vez más desilusionado. Esa podría ser la palabra correcta para definir mis últimas sensaciones: “desilusión”.

Jamás pensé que (sin ser aficionado a los deportes) el pádel se convirtiera en algo tan importante. Escribir e intentar hacer grande un deporte a priori minoritario siempre ha sido un reto para mí, un reto que sin embargo no debe ser solo nuestro, también del resto de medios de comunicación que luchan por darle voz en los periódicos, en las revistas y en los portales para lograr que el pádel siga evolucionado.

Pero igual que sin periodismo no hay democracia y sin periodistas no hay periodismo; la regla se aplica para decir que sin la colaboración de organismos, jugadores, entidades y marcas de pádel las cosas no funcionan… En los últimos meses lo único que nos hemos encontrado es desilusión al ver como continúan sin valorar lo que tienen delante. Y no se dan cuenta que sin nosotros (los medios), el pádel es el único que pierde.

La desilusión llega cuando comienzas a notar la despreocupación de los jugadores y el pasotismo de las marcas. El pasado mes de noviembre contactábamos con un total de 45 jugadores para hacer un balance de la temporada 2016 como habíamos hecho otros años. Todos se mostraron agradecidos y con ganas de hacer las entrevistas pero después de dedicar tiempo a prepararlas, únicamente 7 han respondido. Ese es un pequeño ejemplo del compromiso que tienen algunos jugadores con los medios, a los que solo hacen “caso” cuando les conviene.

Como pasó cuando publique un comentario parecido quejándome de esta situación en mi cuenta personal de Twitter (@IvanMdeMiguel), seguro que ahora habrá jugadores que se den por aludidos. Escribirán para pedir disculpas, para excusarse o intentar enmendar un mensaje que debería haber llegado hace 5 meses… puede ser que hayan estado ocupados durante este tiempo pero nosotros también y si yo he invertido mi tiempo en preparar una entrevista a la que se han comprometido a realizar, lo justo es que ellos hagan lo mismo, ¿no?

Como en cualquier tipo de relación, las dos partes tienen que poner de su parte para que las cosas vayan a buen puerto. Nos hemos preocupado por sus estados de salud, por las muertes de familiares, los cambios de equipo, las renovaciones y los problemas que han ido surgiendo en sus vidas, y sin embargo no hemos obtenido el feedback que esperábamos. Quizás el problema sea nuestro por involucrarnos en una relación en la que solo debíamos haber sido periodista-jugador. Quizás…

Pero esa desilusión no es solo por los jugadores de pádel, también es por poner nuestra ilusión en proyectos o noticias que no han llegado a ninguna parte. Colaboraciones con clubs de pádel con los que intentamos hacer las cosas bien hasta observar su desgana mirando para otra parte o entidades y marcas que las que intentamos contactar para sacar adelante informaciones (que encima eran solidarias) y que ni siquiera se han molestado en responder.

Así es el pádel hoy en día o así es como nos ha tocado vivirlo a nosotros, con desilusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here