El mundo del pádel pide regresar a la normalidad en la Fase 2

normalidad en la Fase 2

Desde que se dieron a conocer las fases de la desescalada para volver a la “nueva normalidad”, las medidas no han gustado a todos los sectores de la población. El mundo del pádel es uno de los principales afectados por las medidas deportivas ya que no volveremos a jugar un 2×2 en la pista hasta la Fase 3. Es por eso que tanto organismos nacionales como provinciales y muchísimos jugadores están pidiendo una revisión.

La FEP y la FMP reclaman la vuelta en la Fase 2 para salvar la económica de los clubes de pádel

La Federación Española de pádel (FEP) ha ultimado una petición cursada ante el Consejo Superior de Deportes, pidiendo su traslado al Ministerio de Sanidad. En ella se demanda la vuelta a la práctica a la modalidad habitual de juego 2 para 2 ya mismo en la Fase 2.

En el escrito se argumenta la vuelta en base a una serie de criterios: como la superficie de juego de 200m2 para 4 jugadores y 100 m2 por pareja, la puesta en práctica de un protocolo ideado para asegurar las máximas condiciones higiénicas para los deportistas, el escaso contacto entre la pareja, manteniendo en prácticamente la mayoría del juego una distancia muy superior a 2 metros entre sus componentes, etc…

A parte de los motivos meramente deportivos se ha explicado que conseguir en la fase 2 que el pádel se desarrolle de forma habitual es vital en el ámbito económico. Así lo ha hecho saber también José Luis Amoroto, presidente de la Federación Madrileña de Pádel, en una carta a Alberto Álvarez Filgueira, director General de Infraestructuras y Programas de la Actividad Física y Deporte de la Comunidad de Madrid.

Ha advertido de la «ruina» que podría suponer para los clubes de toda España y en especial para Madrid (que recordemos que continúa en la Fase 0) que en la fase 2 de la desescalada no puedan jugarse partidos de 2×2 y sólo puedan disputarse de 1×1. Así lo explicaba:

“Los más de 100 clubes federados de nuestra Comunidad más otros muchos sin federar, está sufriendo un auténtico quebranto económico, que puede llevar al cierre de muchos de ellos”. Hay clubes que en la fase 1 no van a poder abrir «porque no les sale rentable dicha apertura, desde el momento que no pueden entrar en pista cuatro jugadores […] A eso habría que añadir el que tampoco pudieran desarrollar sus escuelas ni sus campamentos de verano, principal fuente de ingresos de nuestros clubes».

José Luis Amoroto alerta de que en otras comunidades donde ya se ha implantado la fase 1 «está resultando un auténtico desastre para aquellos clubes que han abierto (otros ni lo han intentado porque sería abrir a pérdidas), por no darles los números y porque los jugadores no aceptan esta situación atípica. Si esto se mantuviera durante la fase 2 el drama sería total, dado que hay muchas familias (dueños, gerentes, empleados, servicio de restauración, monitores…) que dependen del funcionamiento de esas instalaciones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here