Remate de pádel: partes que intervienen en su entrenamiento

Remate de pádel: partes que intervienen en su entrenamiento

MundiPadel cuenta con los artículos exclusivos del entrenador de pádel Fabio Pablo Romojaro López. Tras hablarnos de muchas temáticas relacionadas con el pádel, ahora se centra en el remate de pádel con este segundo artículo sobre las partes que interviene en su entrenamiento de fuerza. Recordemos que esta temporada es entrenador de jugadores tan conocidos como Franco StupaczukFede Quiles, Chico Gomes, Pablo Lijo, Juan Cruz Belluati y Agustín Gómez Silingo.

Remate de pádel: partes que intervienen en su entrenamiento

El primer paso del eslabón cinético del remate de pádel sería la flexión de rodilla para iniciar las fuerzas de reacción del suelo. La regla de referencia habitual y de manera sistemática es de flexión de rodilla de  110 a 120 grados, si tomamos referencias parecidas del tenis en este golpe.

Los remates de potencia exigen que de manera coordinada movamos los segmentos de la cadena cinética, iniciando  con las fuerzas de reacción del suelo y el movimiento de la pierna, así llevando a una rotación externa del brazo aproximadamente de 170 grados, Elliott B (2003). Estos datos nos dan de forma valiosa una prescripción de ejercicios de cadena cerrada, que estimulan una potente extensión de la articulación de la rodilla, pero hacia un movimiento más secuencial de la extremidad inferior (tobillo, rodilla y cadera).

En el remate, los músculos gastrocnemio, soleo, cuádriceps y glúteos intervienen inicialmente en forma excéntrica (fase preparación), para seguir de manera concéntrica (fase aceleración) y finalizar, otra vez de manera excéntrica. Diferentes estudios demostraron que las fuerzas de reacción del suelo transferidas a través de la cadena cinética aportaban entre el 50% y el 60% de la fuerza total desde los segmentos proximales de la cadena. Si hacemos comparativa con golpe de tenis, Kibler (2009) evaluó que se producía alrededor del 51 % de la energía cinética en el tronco/piernas con la contribución del 13% del hombro, 12 % del codo y 15% de la muñeca.

El siguiente eslabón de la progresión es la rotación de la cadera y tronco donde la alineación de los hombros rota mas allá de la de las caderas en el plano transversal (dependiendo de la técnica del jugador/a).Comparable a la manera en que la flexión de rodilla, coloca al cuádriceps en estiramiento excéntrico en preparación para el drive concéntrico explosivo a través del movimiento hacia adelante para impactar, está rotación horizontal coopera a generar la respuesta del ciclo de estiramiento-acortamiento con la musculatura del tronco.

Por ello los ejercicios de estabilidad para el núcleo corporal con acciones en los planos transversal, frontal y sagital son fundamentales para el entrenamiento de fuerza y acondicionamiento en el pádel a nivel de rendimiento y de prevención de lesiones. Los músculos abdominales trabajan para acelerar y estabilizar el tronco durante el remate, mientras que los músculos de la parte inferior de la espalda desaceleran y estabilizan el tronco al finalizar el movimiento.

Se realizara trabajo compensatorio debido al desequilibrio antero-posterior, igualmente entre los lados izquierdo y derecho. Las fuerzas se transfieren desde el tronco hasta el brazo, donde se comienza a ver una integración de la generación de la fuerza proximal y el movimiento distal, un movimiento definido por la estabilización escapular conjunta, la rotación glenohumeral y la pronación del antebrazo, integrando un movimiento compuesto. La rotación interna del hombro colabora en una alta velocidad en el remate, según ejecutemos la técnica debemos tener en cuenta que afectara  la activación de la musculatura del hombro.

Los músculos de la parte frontal del cuerpo (pectorales, abdominales, cuádriceps y bíceps) actúan como aceleradores primarios de la parte superior del brazo y en consecuencia de la rotación de la pala para el impacto, mientras que los músculos de la parte posterior del cuerpo (manguito rotador, trapecio, romboide y los extensores de la espalda) desaceleran este sistema de miembro superior-pala al terminar el  movimiento. Para proteger lesiones y no tener desequilibrios entre la fuerza de los rotadores externos e internos del lado dominante fortaleceremos en ambas fases de movimiento, excéntrico y concéntrico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here