Pádel para novatos: errores más comunes

Padel para novatos

El pádel es uno de los deportes más famosos de nuestra época, uno de los más practicados y queridos por los aficionados. Sin embargo, si eres un principiante, tienes que tener cuidado ya que el pádel para novatos suele estar marcados con errores muy comunes que se repiten sin cesar en jugadores que empiezan en este deporte.

Pádel para novatos: errores frecuentes

– Mala elección de la pala: es común creer que por tener la pala de pádel más cara del mercado, esa es la mejor para ti. Se trata de uno de los errores más frecuentes que persiguen a los jugadores amateur en este deporte. Si cuentas con una pala de alto nivel es posible que no puedas sacarle el máximo partido como quisieras.

– No conocer tu nivel: para disfrutar del pádel debes saber qué jugador eres, cuál es tu nivel y con quien puedes jugar. Lo más importante cuando eres un novato es divertirte a la vez que socializas y haces ejercicio. Si esa afición continuar, no tengas prisa porque la hora de progresar estar cerca y podrás medirte cada vez más a jugadores expertos.

– Empuñadura incorrecta: en el pádel para novatos es muy básico el primer paso de todos, tener una empuñadura adecuada. Lo normal en este tipo de casos es que el jugador coja la pala demasiado arriba, por encima del puño. Aprender a coger bien tu pala de pádel es el primer paso para seguir evolucionando.

– Jugar como en el tenis: muchos jugadores amateur piensan que el tenis y el pádel es casi lo mismo. Por eso cuando cambiar la raqueta por la pala, su forma de jugar no varía. No obstante, la pista de pádel es mucho más pequeña, por lo que tenemos menos tiempo de reacción en cada golpe. Hay que acortar ese tiempo para golpear la bola de la mejor manera posible.

– Posición errónea en la pista: básico en el manual de pádel para novatos es la colocación en la pista de pádel. Una buena posición te ayudará a moverte con mayor facilidad y llegar a todas las bolas de tus adversarios y estar preparados para cualquier contraataque.

– Elegir bien los golpes: como jugador amateur no puedes escoger siempre el mismo golpe para vencer a tus rivales. Hasta con un buen arsenal de golpes para que sorprender a las personas con las que juegas. Lo recomendados es jugar las bolas difíciles por abajo y las fáciles con los globos, y no al contrario.

– Demasiada potencia: si estás empezando en el pádel, es muy común intentar pegarle a la bola con golpes de mucha potencia. Lo normal en este caso es que toquen la pared o no sean los adecuados, por eso espera un poco a tener controlado los golpes sencillos antes de arriesgar con unos golpes con demasiada fuerza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 1 =